Julia Noguera

NOMBRE

Julia Noguera

EDAD (en el diagnóstico)

3 años

Tipo de cáncer

Neuroblastoma tipo 4

ESTADO

En tratamiento radioterapias

Mi nombre es Julia. El 11 de septiembre de 2020, cuando tenía 3 años, empecé a sentirme mal. Pensaron que tenía Dengue y mi papá me llevó al hospital… pues les platico que me detectaron cáncer.

Me dijeron que tengo un neuroblastoma etapa 4, un cáncer infantil que se origina arribita del riñón, en la glándula suprarrenal, prácticamente todo mi cuerpo estaba invadido: cráneo, médula ósea y huesos.

¡Mis probabilidades de vivir eran MUY bajitas apenas del 8%!

¿Qué les puedo decir?… la vida de nuestra familia dio un giro completo. Ahorita, paso mucho tiempo en el hospital, y aunque no me gusta ir, juego con las enfermeras, veo «mi ipai» y me disfrazo de doctora.

Tratamiento

Muy rápido, les voy a describir la sugerencia de los doctores para mi tratamiento: éste consta de 8 etapas:

1. Biopsia

Lo primero, era hacer una biopsia para ver si el cáncer era operable o no. Desafortunadamente no lo fue. Me hicieron un PET para ver los niveles de invasión, y prácticamente todo mi cuerpo estaba invadido de cáncer. Desde la cabeza hasta las piernas.

2. Quimioterapia

De ahí, me tuvieron que dar 5 sesiones de quimioterapia intensiva para ver cómo reaccionaba mi cuerpo ante este cáncer tan agresivo. Resultó que bien, y a pesar de los malos ratos, la enfermedad ha sido súper buena onda conmigo, excepto cuando me daban unas calenturas horribles y necesitaba de sangre y plaquetas para sentirme mejor.

3. Cosecha

A la segunda quimio, me hicieron algo que se llama «cosecha de células madre» con la intención de poder limpiarlas y almacenarlas para llegar a la etapa 5: el trasplante.

4. Cirugía

La gran noticia, es que, a la cuarta quimio, me hicieron un nuevo PET, y en éste se dieron cuenta que el tumor principal se redujo en más del 50% y muchos de mis otros tumores, ya estaban muy chiquitos, sino es que ya habían desaparecido. Por lo que decidieron operarme, y salí súper bien.

5. Quimioterapia

Todavía me dieron una 5ta. quimio, antes de entrar a la siguiente etapa,  la del transplante.

6. Transplante

Ingresé al hospital el jueves 28 de enero y permanecí ahí dos meses continuos encapsulada ya que me realizaron dos autotransplantes. ¿Recuerdan esas células que me sacaron? Pues ya estaban listas para regresármelas para que mi médula funcionara adecuadamente y mis defensas aumentaran para seguir luchando. Esta etapa fue para erradicar el cáncer en la sangre y la médula.

7. Radioterapia

Después de esto, pasé a luchar contra las lesiones cancerígenas en mi cabeza y mis huesos. Esto solo se puede lograr con la famosa radioterapia. Es decir, radiación puntual en los tumores residuales. Con esto, y si cantamos victoria, podríamos decir que el cáncer debería estar erradicado.

8. Inmunoterapia

Ahora, resulta que lo más complicado del neuroblastoma, es que tiene una tasa muy alta de reincidencia, es decir, es un cáncer con altas probabilidades de regresar. La tecnología está tan avanzada, que en Barcelona desarrollaron un tratamiento llamado Inmunoterapia. En términos generales es un tratamiento biológico el cual, acompañado de más radioterapia, le enseña a mis células limpias a combatir cualquier residual de cáncer.

Campaña de donadora

Como podrán darse cuenta, suena y ha sido un tratamiento muy costoso. Gracias a Dios, todo ha salido muy bien. A pesar del enorme esfuerzo físico y mental, los recursos económicos son limitados para lograr costear los casi $410,000.00 euros, (Incluyendo las medicinas Thiotepa & Melphalan); es decir alrededor de 10.2 millones de pesos.

A pesar de tener 2 seguros de gastos médicos y del enorme esfuerzo de mis papas y mi familia, no nos alcanzaba para esto. Mi seguro no cubría este procedimiento internacional. Por ello, en nombre de mis papás Pedro y Alma, de mis abuelos Irene y Chinto, Mary y Humberto, de mis tíos Blas y Pallo, Mary, Ana, Ale, Pili y Beto, pedimos apoyo através de Donadora para lograr el tratamiento para mí.

Afortunadamente tuvimos mucho éxito. La gente se sintió conmovida con mi historia y gracias a su generosidad alcanzamos reunir poco más de 7.5 millones de pesos, el 74% de lo que pedíamos. Nuestra campaña de Donadora rompió récord en latinoamérica en recaudación para persona física.

Superar el cáncer

Tengo unas ganas infinitas de vivir. No solo solicité ayuda para mí y mi recuperación, también lo hice con la intención de crear conciencia en México acerca de la importancia del Neuroblastoma y sobre todo, de lograr traer la Inmunoterapia a nuestro país. Esto, con miras a que si a un niño le llega a pasar lo mismo, ya existan protocolos de intervención en México que sean costeables.

Les doy las gracias por haber leído mi historia y espero pronto poder platicarles cómo vencí al Neuroblastoma para que juntos y después de superar esta pandemia, podamos festejar, jugar, disfrazarnos de doctores y por supuesto disfrutar de la vida.

Con amor y cariño les agradezco infinitamente su apoyo,
Julia.